header

Descubre la maravillosa ciudad prehispánica de Teotihuacán.

Fue una de las ciudades religiosas más importantes de Mesoamérica y todavía ahora tiene mucho que contar.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

La ciudad de Teotihuacán la podemos situar al norte de la Ciudad de México. De la misma forma que la cultura Teotihuacán, es la ciudad es una de las más misteriosas de todo el país. Y es que dado que los españoles llegaron allí una vez la ciudad había desaparecido, no se saben demasiadas cosas acerca de quienes la construyeron ni tampoco sobre su idioma.

Se han barajado distintas posibilidades sobre quiénes pudieron ser fundadores e incluso se ha concluido que podría haberse tratado de una ciudad en la que convivieron diferentes etnias. Sin embargo, aunque sus inicios no se saben con certeza, sí se conocen algunos datos y es de ellos de los que vamos a hablar en las próximas líneas.

La ciudad de Teotihuacán fue una de las primeras ciudades metropolitanas de América y se cree que tenía más o menos 125.000 habitantes durante los siglos V y VI. Poco después se fue despoblando hasta quedarse sin gente y aunque no se conoce la razón exacta por la que esto sucedió, ese abandono permitió las excavaciones e investigaciones que ayudaron a conocer un poco más sobre su cultura. Una cultura que se desarrolló entre los siglos I a.C y VIII d.C. y que significa “lugar donde los dioses han nacido”.

Así, sabemos que la ciudad de Teotihuacán fue uno de los centros religiosos de mayor importancia en Mesoamérica y que los aztecas creían que fueron los dioses quienes la crearon. Y también conocemos cómo se distribuía la ciudad, pues todavía hoy se conservan algunas estructuras.

De esta manera, si estás situado en medio de Teotihuacán miras hacia el horizonte, ves dos pirámides: la Pirámide del Sol y la Pirámide de la Luna, dos pirámides unidas por una avenida bastante amplia. Pero además de estas dos edificaciones había varios miles de construcciones más. Los agricultores vivían en casitas de madera, pero otros habitantes lo hacían en casas de piedra decoradas a base de pinturas y murales. La población Teotihuacán vivía separada por clases y así lo demuestran las diferentes estructuras y los restos óseos encontrados.

Como decíamos en el párrafo anterior, en la ciudad de Teotihuacán vivían agricultores. Y es que la economía de este lugar se basaba principalmente en su trabajo, aunque se cree que también trabajaban con el comercio internacional.

Por lo que hace a cómo se gobernaba, los gobernantes de Teotihuacán eran personas religiosas. Y es que como ya se ha citado con anterioridad, las personas de esa ciudad le daban mucha importancia a la religión; no hay más que ver su nombre. La religión era politeísta y contaba con dioses cogidos de religiones más antiguas. Así lo muestran todos los templos y elementos religiosos encontrados, entre ellos las dos pirámides de las que antes hablábamos.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.